- LaUnidad deBúsquedadePersonas dadas por Desaparecidas intervino el Cementerio Central de Palmira, en el Valle del Cauca, con el objetivo de localizar los cuerpos de personas desaparecidas y descartar la existencia de lugares de interés para la búsqueda.

- Estaeslaprimera etapa de una intervención forense que requiere una estrategia de búsqueda a la inversa para que los cuerpos identificados y no reclamados puedan ser entregados a sus familias. 

Palmira, Valle del Cauca, 1 de junio de 2024. En un país donde el conflicto ha dejado una estela de sombras, las cifras de los desaparecidos son espejos rotos que reflejan la tragedia de los jóvenes. Según la información recopilada por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), alrededor del 61% de las personas que han sido víctimas de este hecho en acciones relacionadas con el conflicto armado tendrían entre 18 y 28 años de edad al momento de su desaparición. En una intervención conjunta con el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses realizada en el cementerio municipal de Palmira, Valle del Cauca, la Unidad de Búsqueda recuperó tres cuerpos que corresponderían a personas, con edades entre los 20 y 23 años, desaparecidas en acciones relacionadas con el conflicto armado. Pero encontrarlos es solo el principio. 

 

La verdadera odisea es identificarlos, darles un nombre, devolverles un lugar digno para descansar. Muchos de estos cuerpos, inhumados tras los enfrentamientos, carecen de la documentación que facilitaría su reconocimiento. Aquí es donde el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y su archivo entra en juego con la organización de sus fotografías, necropsias, cartas dentales y posibles lugares de inhumación; que se conjuga con el trabajo vital de la Corporación Humanitaria Reencuentros para la recolección de documentación sobre sus nombres, familias e historias. Sin embargo, el reto no acaba ahí. El Cementerio Central de Palmira, como tantos otros en Colombia, tiene un número significativo de cuerpos identificados no reclamados, que aún la UBPD se encuentra verificando. La búsqueda de las familias es el siguiente desafío. Instituciones como la Diócesis de Palmira y su Pastoral Social juegan un papel crucial, realizando una “búsqueda inversa” junto a la UBPD para que cada cuerpo pueda encontrar a su familia, para que puedan ser entregados y descansar en paz. Se han establecido mesas de trabajo permanentes para divulgar el trabajo de la UBPD en el Cementerio y alentar a quienes tienen a sus seres queridos desaparecidos en el contexto del conflicto armado a presentar sus solicitudes de búsqueda. Hoy, los tres cuerpos encontrados reposan en el Instituto de Medicina Legal y forman parte de la primera etapa de una intervención que no solo busca a los desaparecidos inhumados, sino también a sus familias, que ansían tener noticias de sus seres queridos. 

En el cementerio de Palmira, entre tumbas y nombres olvidados, la Unidad de Búsqueda trabaja con una sola misión: devolver a los desaparecidos a sus hogares y cerrar, aunque sea un poco, las heridas de una nación. Quienes tengan familiares o seres queridos desaparecidos o tengan información que pueda dar con el paradero de una persona dada por desaparecida pueden comunicarse al teléfono 316 2795634 de la sede de la UBPD en Cali. 

 ** 📌 LaUnidaddeBúsquedadePersonas dadas por Desaparecidas (UBPD) hace parte del Sistema Integral para la Paz, junto a la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). 

** 📌 LaUBPDeslaentidadestatal que tiene el mandato de dirigir y coordinar la búsqueda humanitaria y extrajudicial de las personas desaparecidas en el contexto del conflicto armado. 

** 📌 Recibe másinformación acerca del trabajo de la UBPD en el número celular 3162783918, la línea gratuita nacional 018000-117175 o el correo electrónico: 

servicioalciudadano@ubpdbusquedadesaparecidos.co / En el Valle del Cauca contáctanos al 316 2795634 en la ciudad de Cali en la Carrera 43A # 5A– 90 del barrio Tequendama

Translator

  

En el espíritu del Buen Samaritano, la Pastoral Social de Palmira saluda el convenio entre la Conferencia Episcopal de Colombia y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, en palabras de monseñor Juan Carlos Barreto, se trata de “acompañar a las familias y facilitar la búsqueda como una misión humanitaria de la Iglesia”. 

En consecuencia, animamos a colaborar y participar activamente en las tareas de búsqueda de nuestros hermanos y hermanas desaparecidos. Se trata de un deber moral y un acto de compasión rodear a las familias afectadas y a aquellos que incansablemente buscan a los desaparecidos, extendiendo las manos del Buen Samaritano en lugar de la indiferencia.

La Pastoral Social de Palmira ha estado al frente de esta noble causa, presentando y haciendo pedagogía respecto a la misión que tiene la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y promoviendo la participación comunitaria. Hemos visto el poder de la esperanza que surge cuando nos unimos para sanar las heridas de nuestro país.

 


 

Invitamos a todos los ciudadanos a unirse a este esfuerzo humanitario, a ser parte de la solución y a mostrar con gestos solidarios a las familias que no están solas en su búsqueda. Juntos, podemos hacer una diferencia y traer consuelo a aquellos que han esperado durante demasiado tiempo respuestas.


Pastoral Social Palmira

HACEMOS POR LOS DEMÁS LO QUE DIOS HACE POR NOSOTROS. 

 

Con la tecnología de Blogger.